IFD 12. Año 2008

Esta experiencia se realizò en 2º PEB, COMISIÓN “D”, durante el cursado de “Lengua y su Enseñanza”. La parte correspondiente a la escritura de poesías se inserta dentro de un programa de lectura y producción de diferentes tipos de textos que tiene como referentes teóricos los postulados que guían el proceso de lectura y de escritura.

La secuencia didáctica

Primera clase: exploración ingenua del género

El trabajo con textos líricos comenzó con la exploración de un corpus amplio de libros durante la clase; la consigna era leer de manera individual o grupal y elegir una poesía para luego exponerla en el aula. La exposición consistiría en leer el texto elegido y hacer una reflexión sobre los motivos que llevaron a su elección. Así expusieron todos los alumnos de manera individual o grupal. Luego, mediante la observación de los diferentes textos y el diálogo docente-alumnos para activar conocimientos previos, se revisaron las características del género lírico. La docente dejó registro en el pizarrón sobre estructura del género, diferentes recursos poéticos y posicionamiento del yo lírico.

Segunda clase: conocimientos previos y marco teórico.

En otra clase se tomaron cuatro poesías para su análisis, de acuerdo con los recursos puntualizados anteriormente. El análisis fue grupal, es decir, todo el curso trabajó con los mismos textos. Allí se identificó estructura, musicalidad, lenguaje lírico, presencia del yo poético, marcas de enunciación y su influencia en el aspecto semántico y pragmático del universo creado en el poema.

Tercera clase: otra experiencia de lectura

En la clase siguiente se retomó la lectura. Se distribuyeron los mismos libros que se habían leído con anterioridad. La consigna fue la misma que en la primera clase: “leer de manera individual o grupal y elegir una poesía para luego exponerla en el aula”. Las exposiciones, en esta oportunidad, dieron cuenta del trabajo realizado sobre las convenciones propias del género, por lo tanto, demostraron competencias de lectura que daban cuenta del enriquecimiento conceptual. Precisamente, la reflexión metacognitiva estuvo dada sobre este aspecto en particular, dado que las actividades se desarrollaron en torno al proceso de lectura y escritura.

Cuarta clase: escritura de poesías

La escritura de poesías se realiza dentro del marco de una de las unidades teóricas que hemos titulado “El aula taller”. Se aborda la tarea diseñando una secuencia que dará fin con la producción de una o más poesías. Algunas estrategias

  • Encontrando las palabras: Se determina un tema, por ejemplo, “El árbol” y se pide a los alumnos que piensen en tres o cuatro palabras alusivas. Después se comparten con las palabras generadas por todos y se escriben en el pizarrón. Se hace una reflexión sobre la multiplicidad de palabras diferentes que se logran con la puesta en común. Entre todas, se podrán elegir algunas que operen como disparador de la escritura de un texto lírico.
  • Se copian poesías con letras grandes en un procesador de textos. Se imprimen y luego se recortan. Se entrega a los alumnos palabras al azar de las que se han recortado. Se tomarán como puntos de partida en la escritura de poesías, en las que se alternan las palabras recibidas (pegadas) con otras escritas por el alumno.

Fue así que se escribieron poesías de todo tipo. Desde reclamos referidos a la última dictadura militar, al conflicto que dejó como saldo la muerte de Carlos Fuentealba, poemas de amor, de amor de madre, y otros temas igualmente destacables.

Quinta clase: ensayando un ensayo

En esta oportunidad se tomó un tópico de una de las poesías analizadas en la segunda clase, “El bosquejo” de Irma Cuña, para plantear la producción de un texto argumentativo.

La consigna fue: ¿Cómo se describe el Padre al cual se refiere el yo lírico en el poema?

Con un trabajo áulico radial, se retomaron las características del texto argumentativo, para poner el acento en el trabajo con la cita textual como estrategia de fundamentación de una opinión que en este caso obedecía al ensayo literario. Se pidieron los trabajos para la clase siguiente.

Esta actividad significó un rulo más en el espiral que venimos desarrollando desde que iniciamos las clases. El taller de escritura comenzó con un texto argumentativo, luego se trabajó exhaustivamente el expositivo descriptivo y luego el texto lírico. Con el ensayo se ha retomado el texto argumentativo, sólo que desde un ángulo diferente a la primera producción realizada, en la que se desarrolló un tema sobre una lluvia de ideas surgidas de una puesta en común que quedó registrada en el pizarrón.

Para finalizar: la exposición oral

La posibilidad de exponer este trabajo en el Encuentro de Arte que se llevó a cabo en el IFD Nº 12 generó otras necesidades: había que trabajar la exposición oral como una tipología textual con sus características propias. Además, realizar una serie de acuerdos para determinar quiénes expondrían, qué diría cada uno, cómo se organizarían las diferentes partes del discurso. En otras palabras, fue una instancia más de aprendizaje.

AMIGO

El sol espera que le abran la puerta.
Apenas se asoma, la caricia más dulce y cálida
penetra el corazón más solitario.

Rayitos de esperanza, rayitos con alas de canario
que alcanzan, recorren el planeta.

La puerta de un amigo va buscando
alguien con quien pueda jugar:
¡a la una! ¡a las dos! ¡a las tres!
Pálido, refulgente, aparece el amanecer.

Rayitos de esperanza, rayitos con alas de canario
que alcanzan, recorren el planeta.

MAGDALENA CÁRDENEZ

– – – – – – – – – – – – – – –

Esperanzas robadas

País aquel
universo de voces tristes,
palabras sin sonido,
huellas del testigo
que abrazo el eco del grito.

País aquel
que desato un mar de ausencias sin despido,
que multiplicó letras de espigas para algunos pocos
y saberes milagrosos para otros
en este presente os pido
no coloques piedras en nuestro camino.

GONZALO JORGE ALARCÓN

– – – – – – – – – – – – – – –

La Brisa

La Brisa se llevó la magia
del barrilete en la lejanía.
Los pájaros dejaron su nido
para buscar lo perdido.

La distancia a un abrazo,
demuestra lo del exilio.
Tu recuerdo aún nace, amigo mío
aunque tu ausencia me dejó un vacío.

ERICA MARDONEZ

– – – – – – – – – – – – – – –

Nostalgia

Mirada perdida en el viento
en el eco de una ausencia presente
silueta de un milagro fugaz
que detuvo el tiempo.
Multitud de palabras.
Un nombre,
y el misterio de una huella de fuego
raíz profunda de un grito sediento
que se duerme sin testigos
memoria escarchada
que se niega al exilio,
a descubrir otros mundos de luz y barro
a quitar las piedras del camino
que impiden cruzar el laberinto
de las caricias mágicas
y dejar que otro aroma
Viaje consigo.

YANET SEPÚLVEDA ARIAS

– – – – – – – – – – – – – – –

Exilio de pájaros.

No eran dioses con plumaje
ni sagradas sus modestias
eran locos sin coraje
no eran gente sino bestias

Cual pájaros en bandada
el temporal anunciaron
marcharon de madrugada
y a la fuerza se exiliaron

Odiosos jazmines blancos
y sus puñales de fuego
odiosos también sus barcos
y su maldito despego

Quemaron el pan y las manos
el trigo, también el maíz
mataron a nuestros hermanos
Sacaron la memoria de raíz.

ESTEFANÍA DELVAS

– – – – – – – – – – – – – – –

REGALO DE DIOS

Aquel día no te estaba buscando
Y hoy no concibo mi vida,
Sin tus manitos jugando, jugando y
cantando, viviendo
Y soñando.

Nueve fueron mis sueños
uno por mes de aquella travesía,
Aventura que cumple tres años
Y que hoy es mi poesía.

Luego de aquella espera, tiempo de incertidumbre
que culmina e inicia al instante con el llanto de mi SOL,
canto de la vida y fruto del amor, TU NOMBRE.
Amor por ti, Gloria a Dios, mi Universo
Sólo tú, Regalo de Dios.

KATHERINE REYES

– – – – – – – – – – – – –

En el exilio de mi tristeza
recuerdo, momentos que anhelo.
como quisiera encontrarme
en el follaje calido de tu abrazo.

En el exilio de mi tristeza
descubro ausencias,
que antes no lo eran
aquellas suaves caricias que ya no tengo.

En el exilio de mi tristeza
recuerdo sonidos que me gustaban,
susurros del viento y tu risa
esa endulzante brisa de tu voz,
ahora silencio son.

En el exilio de mi tristeza
sólo encuentro silencios
sólo me acompaña el eco del viento
ya no hay abrazos, solo silencio, solo ausencias.

Monje Patricia

– – – – – – – – – – – – – – – – – –

Tu luz; un amor brusco, arrebatado
bajo tu mirada distante
y tus pupilas aún más
son como puertas lejanas al cielo.

Cual relámpago, ando tras tu corazón,
con mis sueños de pájaro embarrado
sólo gemidos y ecos en mi mente de poeta,
sólo gemidos y ecos…

Y como secas maderas mi corazón
y como el mar tu lejanía
en el fuego abrasador de este verano
mueren mis letras detrás de una poesía.

LAURA CATALÁN

– – – – – – – – – – – – – – – –

TODO FUE UN SUEÑO

Mi risa se convirtió en llanto
Aquel día que sufrió tu ausencia
Te fuiste con la vida arrebatada
condenado por tendencia.

Mientras yo te veía dormido
tú corrías por un laberinto
Hoy mi vida entra en castigo
y mi alma se desahoga en un grito.

Un ángel sintió mi dolor
y te dio alas para que bajaras del cielo.
Hoy fuerte tomo tus manos
Para que no emprendas tu vuelo

De pronto estas a mi lado
y siento una brisa.
Todo fue un sueño amigo,
hoy estás aquí con tu sonrisa.

CLAUDIA LAGOS

– – – – – – – – – – – – – – – – –

Alegrías

No tengo más espejo
que tus ojitos brillantes como el sol;
no tengo más alegrías que tu risa.
Tus caricias me inundan el corazón.

Mi corazón palpita
con inmensa emoción
encendiste de luz
mis noches silenciosas

Permíteme cada instante
que te acaricie y te adore,
que de amor y angustia llore
y que una inmensa felicidad me inunde.

PATRICIA GONZÁLEZ

– – – – – – – – – – – – – –

RECUERDOS

Recuerdo tus ojos, brillantes como el mar
tu risa, una refrescante brisa.
¡Cómo extraño aquellos momentos de alegría
cuando sólo el viento nos abrigaba!

Las Gaviotas eran testigos silenciosos
de la magia del momento.

Recuerdo tus manos, rozagante frescura,
las miradas como una llamarada;
extraño los encuentros que tuvimos en la playa,
nuestro nido, ese acogedor refugio.

SONIA ALTAMIRANO

Se reproduce el trabajo que fue registrado en http://www.saraeliana.com.ar

Los estudiantes publican.